Barquisimeto Estado. Lara

Hay errores que pueden resultar graves si trabajas desde tu casa y que pueden desmejorar tu rendimiento laboral.

1. No tener un rincón para concentrarte y no ser interrumpido/a


Que estés en tu casa hace que todos te consulten las más variadas cuestiones, desde el clásico “Mamá dónde está..?” hasta el “¿puedes hacer..?” O “llévame a tal lado”.

2. Dejar que tus hijos sientan que estás ahí para ellos

Lo mejor es que ni te vean, porque si estás en su campo visual olvidarán que estás trabajando y te interrumpirán miles de veces.

3. No contemplar el horario dedicado a tus responsabilidades maternas

Amamantar o a ir a consultas pediátricas deben ser prioridad en tu agenda laboral.  Trabajar en tu domicilio tiene ventajas, una de ellas es que puedes amamantar a tu pequeño e ir a todas las consultas pediátricas. Para bloquear esos horarios, lo mejor es agendarlos.

4. Leer mails todo el tiempo

Una vez que concluyas tu jornada laboral, no estés revisando el correo en el celular. Y si es imprescindible, por favor no lo hagas mientras que conversas con tus hijos o si estás en la mesa.

5. No pedir ayuda y quedarte con todas las tareas

Seguramente te sentirás culpable cuando no puedas con todas las tareas que te asignas o quieres cumplir. Puedes pedirle ayuda a tu pareja, madre, suegra o amigos. A veces basta decir auxilio y la ayuda dice listo.

Es necesario que pidas ayuda si no puede sola con las tareas de la casa, si no puedes con ellas menos podrás sacar adelante una responsabilidad laboral. Recuerda que hacer ambas cosas a medias puede empeorar tanto tu trabajo como tu convivencia, reconoce estos errores y planifícate.

COLATÍN
¡EMPRENDE TU NEGOCIO AHORA!